Tú… y las Entrevistas de Trabajo

Quizás adolezca de originalidad, porque ni es el primero, ni será el último artículo que  leas sobre entrevistas de trabajo. Y ahora que la ocupación laboral brilla por su ausencia, y más, con los últimos resultados que nos alarman con la cifra de paro; le tenemos que dar más importancia, si cabe, a ese momento “crucial” del que voy a hablar.

Sé tu mismo

Sé tu mismo

Es de suponer que todas las personas que escribimos sobre este tema, hemos estado sentados en ambos lados de la mesa; pero yo dedicaré solamente un corto tiempo a la parte del entrevistador; diciendo que siempre comienzo con una frase; no se si acertada o no, que es la siguiente: “Una entrevista de trabajo de 15 minutos es muy injusta y no aporta en su plenitud  las variables oportunas para saber si tú eres o no la persona idónea para ocupar el puesto ofertado”.Creo que al hablar con alguien durante ese espacio de tiempo, aún haciendo una pre-selección y volviendo a entrevistarlo, quizás estamos prejuzgando, ¿verdad? Qué bien nos ha caído, que bonita sonrisa, que simpático, las respuestas han sido convincentes, perece tener el perfil justo… Cierto es que siempre hay que hacer una selección, criba o definir perfiles; pero como vengo diciendo en post pasados, no se trata de ser peor o mejor; sino idóneo para el puesto de trabajo que se precisa; y en dos tandas de un cuarto de hora, ¿vamos a saber realmente, por muy buenos que sean los instrumentos de selección que tengamos, que el seleccionado es el adecuado? Cuántas veces hemos creído que habíamos descubierto a la persona ideal para el puesto, y a las dos semanas se nos viene el mundo encima cuando nos dice que se marcha porque no es lo que esperaba, o que es demasiado para él o incluso no nos “cuadra”  a los que lo hemos entrevistado. ¿Pero eso ocurre porque la entrevista se ha hecho mal o porque no hemos sabido vender incluso nuestra propia empresa o porque el proceso de selección no ha sido válido?

Recuerdo la primera entrevista que me hicieron, poco o nada había leído sobre normas o comportamientos adecuados, lenguaje no verbal o utilizar las palabras justas, etc. a la hora de presentarme delante de aquel señor con traje y corbata. Sinceramente, creo que me vino bien en aquel momento no saber mucha teoría, y menos práctica, sobre el tema.

simulacion-de-entrevista-por-competencias[1]Solo sabía que tenía que ser yo mismo, y eso creo que es la esencia de una entrevista de trabajo… por supuesto que hay que ir presentable en todos los sentidos, ya sea a la hora de hablar, de mirar, de manejar la tensión; no me iba a cruzar de brazos o iba a contestar una llamada de móvil mientras me hacían la entrevista.

Cuando tenemos próximo un proceso de selección en el cual estamos inmersos intentamos leer, instruirnos y aprender apoyados en artículos de Internet, amigos que nos aconsejan, familia, etc. Algo te marca lo que debes hacer; ya sean directrices de vocabulario, forma de vestir, de hablar, de gesticular, etc. Es posible que te conviertas en un robot; pero no hay que preocuparse  en demasía, solo son 15 minutos de tu vida… Y tanto nos hablan de la importancia de una entrevista de trabajo que vamos asustados y creemos que el entrevistador es lo más parecido a un ogro. Está claro que a todos los que nos hicieron o hacen entrevistas para  pertenecer a una empresa, los nervios nos pueden atenazar. Pongamos freno y analicemos lo que puede ocurrir tras esa entrevista.

Ya nos han seleccionado o hemos seleccionado al candidato “perfecto”… ¿y ahora qué? Ahora viene el momento prueba, ¿dos, tres meses? Bueno, ese es el momento apropiado para saber si realmente somos o no aptos para nuestro puesto de trabajo.

En nuestro país que tanto cuesta llegar a la cima,  que en cuestión de segundos te tiran por tierra, tienes que estar demostrando siempre a todo el mundo lo bueno que eres…. Por eso mismo creo que nuestro proceso de selección es continuo, y que aquella entrevista de trabajo que te abrió solo las puertas para entrar en una organización, fue solo eso, abrir unas puertas…. permanecer en la habitación te lo ganarás tú con tu trabajo, personalidad y esfuerzo de cada uno de los días que trabajes.

Se tú mismo en las entrevistas, no seas ese robot que te hace ser otro distinto al que eres habitualmente en tu vida; aunque al fin y cabo podrías mentir esos 15 minutos, ¿pero durante una vida?… no creo que lo consigas. Confía en que lo harás bien, confía en tus actitudes y aptitudes, confía que eres bueno… y si no te cogen en el trabajo, levanta la cabeza y a otra.

Concluyo con una parte de la película “En busca de la felicidad” protagonizada por Will Smith, en cuyo pasaje vemos la entrevista que le hacen para incorporarse a las pruebas de una empresa…. Ya veréis;  se limitó a ser él mismo.

“No aparentes ser quien no eres en un cuarto de hora;  lo que va a desenmascarar tu forma de ser en un minuto”

Anuncios

5 pensamientos en “Tú… y las Entrevistas de Trabajo

  1. Estoy muy de acuerdo contigo Yván, sabes de lo que hablas y lo haces con criterio. Por desgracia, se siguen haciendo entrevistas así. Además existen muchos prejuicios en las entrevistas de trabajo y a veces los entrevistadores pierden gente muy valiosa por ello, o el que va a buscar trabajo ve aquella situación como algo muy a lo que tenerle miedo. Me has recordado a un post que si me permites voy a invitarte a leer que escribí hace algún tiempo Un cuento con heroes y un monstruo

    Un saludo !!!

  2. Gracias amigo Juanjo por pasar por aquí, ganas tenía de leer tu comentario. Tu post muy acertado; aprovechando la manera de reinventarse y de ganar al monstruo, que como tú dices, está en nosotros. No es fácil deshacerse de él. Hay que luchar y sobre todo entrenar. Tras ese tiempo de fortalecer nuestra mente, nuestros pensamientos y nuestra confianza, iremos a cualquier lugar con entereza y con ilusión por demostrar quiénes somos; por ejemplo; a una entevista de trabajo, después vendrá la defensa de un proyecto, mostrar tu empresa como tal, vender tus servicios, etc. Digamos que vamos dando pasitos pequeños que forman un gran salto.

    ¡Te deseo un gran año 2013!

  3. Reblogged this on Cursos -> prácticas -> trabajo and commented:
    Solo sabía que tenía que ser yo mismo, y eso creo que es la esencia de una entrevista de trabajo… por supuesto que hay que ir presentable en todos los sentidos, ya sea a la hora de hablar, de mirar, de manejar la tensión; no me iba a cruzar de brazos o iba a contestar una llamada de móvil mientras me hacían la entrevista…

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s