He creado un negocio; y ¿ahora qué…?

Ya hemos dado el gran paso… después de correr, de observar, de hablar, de mirar, de investigar, de volver a correr, de tener ilusión, de tener pensamientos pesimistas, de reír, de preocuparme, de venirme arriba, de ser optimista… Por fin llegó el día que soy empresario y tengo mi negocio…

Vale, y ¿ahora qué…?

Hemos dado un gran paso, el crear algo propio, darle forma a nuestra manera y verlo nacer; pero no está todo hecho, es más; apenas hay nada hecho, es solo el comienzo de algo que pretende ser maravilloso, crear de la nada una empresa y verla crecer… Y aquí hago un llamamiento a todos los emprendedores, por favor, empezamos una gran andadura; olvidémonos de lo mal que nos va a ir, de los clientes que no pagan, de los proveedores que  aprietan, de las administraciones, de tu entorno que te lo pinta todo peor que mal, etc.  Al contrario, esa ilusión que nos vino después de aquella loca idea de poner un negocio, tiene que ser la que nos sustente; apoyada siempre en un trabajo diario y sobre todo, mucha pasión por lo que hacemos. Pensemos siempre en positivo, cuesta lo mismo que pensar en negativo, ¿verdad?

Bien, y como ya tenemos la actitud positiva, sigamos hablando de la empresa recién nacida… Comentaba en el primer párrafo la cantidad de “hazañas” que teníamos que realizar para poner en marcha el proyecto… Pues ahora… MUCHO MÁS, mucho más de lo mismo, de correr, de ilusionarse, de conectar, de trabajar, de trabajar y de trabajar…

Y mal vamos si pensamos que cuando emprendemos nos vamos a hacer “ricos”, porque claro; ¡cómo somos empresarios!… Nada más lejos de la realidad, ahora te levantas el primero, te acuestas el último, echas muchas horas… pero qué benditas horas, porque es algo tuyo y es algo que quieres que crezca, y no por arte de magia, sino por el arte de la motivación y del esfuerzo que hace que te impliques diariamente en tu creación. Y sobre todo porque te gusta hacerlo.

Tomadlo como lo que es, algo extraordinario, después de tanto tiempo pensando en ello, lo tienes en las manos, por favor, no lo echemos a perder antes de que pueda dar sus primeros pasos; esa ilusión que pusimos antes de comenzar la tarea debe ser aún mayor una vez que empezamos, porque de eso mismo depende de que ande, de la ilusión que tengamos.

Que el negocio marche, no depende de la crisis, ni de las subvenciones, ni de la suerte, etc… depende exclusivamente de nuestra ACTITUD, si es buena, tendremos muchísimo avanzado.

Los comienzos son los más difíciles, como en todo, no dejéis de conectar, de dar a conocer vuestro producto, sigue con el mismo empeño que tenías, y cuando hables de tu empresa que se te iluminen los ojos; solamente por eso… le darás mucho más valor. Y levantémonos de los tropiezos, seremos aún más fuertes.

Por ello mismo, cuando alguien nos diga, has montado una empresa ¿y ahora qué…? Nuestra respuesta será clara; Ahora… MÁS!!

Anuncios

4 pensamientos en “He creado un negocio; y ¿ahora qué…?

  1. Cuando alguien cree en su idea o proyecto de negocio con toda su Alma, su Corazón y su Razón. Y además, sabe lo que está montando, ha realizado todas las averiguaciones posibles para ver si es viable o no, nadie le puede desmontar la idea que tiene por no tener claro cual es el objetivo real de la empresa, y además, tiene una clara diferencia con respecto a la “bendita” competencia….. Todo está listo para empezar a funcionar sabiendo, y como muy bien dices mi querido amigo, que “nuestra ACTITUD” es fundamental para llevar a cabo la Idea o Proyecto imaginado. Ahora sólo queda aprender, cada día, de los “benditos” errores que se van sucediendo u observando…. Amigo, que todo el optimismo y el positivismo que llevas en la sangre siempre, te lleve a conseguir tu objetivo “ser un Coach Profesional Excelente”….. CARPE DIEM.

  2. Gracias Juan Luis, gracias por el comentario. Mi objetivo es que la gente disfrute con lo que hace y con cada detalle que le ofrece la vida. Y yo disfruto sabiendo que hay un tipo tan grande como túen mi amistad. ¿Aprender? Eso es lo mejor, de cada uno de los que os pasáis por el blog, por twitter, por mi vida en cada momento. Estamos aquí para sumar; restar y dividir lo dejamos para el que no quiera!!.

    Un abrazo Juan Luis.

  3. Querido Yván,
    La “teoría del vaso” lleno es lo completo, pues ahí está todo. Siempre está LLENO. Y ahí estás tu lleno de ilusiones, de proyectos, de grandes ideas para hacer que las personas creamos en nosotras mismas, creemos nuestro bienestar y seamos más felices. ¡Qué bonito proyecto de una utilidad extrema!.
    Y yo contigo, y con todos los que buscamos avanzar, mejorar, conocernos y hacer que nuestros logros sirvan a los demás.

    ¡Un abrazo grande!

    • Gracias Julia, simplemente queremos disfrutar, y como lo hacemos… nos gusta que los demás disfruten igual que nosotros, no con lo mismo; sino con sus detalles, sus emociones, sus valores… Podemos conseguirlo y en el camino estamos… Gracias por entrar al blog y dejar esta pincelada de oro!! Es un verdadero honor leerte.

      Gracias Julia!!

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s